TÓPICOS LITERARIOS

abril 30, 2008 at 8:52 am Deja un comentario

Carpe diem es una locución latina que literalmente significa ‘cosecha el día’, también significa ‘disfruta el día’, aunque lo que quiere decir es «aprovecha el dia, no lo malgastes» (que es distinto de disfrutarlo). Fue acuñada por el poeta romano Horacio (Odas, 11.8):

 

Carpe diem quam minimum credula postero

‘Aprovecha el día, no confíes en mañana’

Es un tópico literario, un tema recurrente en la literatura universal como una exhortación a no dejar pasar el tiempo que se nos ha brindado; o bien, para disfrutar los placeres de la vida dejando a un lado el futuro, que es incierto. Cobra especial importancia en el Barroco y Romanticismo. Asimismo se puede traducir como ‘aprovecha el momento’, ‘vive el momento’, es decir, «aprovecha la oportunidad y no esperes a mañana, porque puede ocurrir que mañana la oportunidad ya no exista».

 Ubi sunt? es un tópico literario ya utilizado en la literatura clásica romana y transmitido tanto a las literaturas romances como a la literatura occidental. Como muchos tópicos se ha transmitido en su formulación latina.Ubi sunt? significa literalmente “¿Dónde están?” y hace referencia a la fugacidad de las glorias mundanas, de los elementos del mundo terrenal y sensorial. Se usa para preguntar por personalidades ya desaparecidas.

Este tópico, empleado en numerosas obras literarias medievales y modernas, refleja una filosofía o forma de pensar que fue dominante a lo largo de la Edad Media, y que enlaza con la concepción de la vida en la tierra como un simple tránsito hacia la vida eterna, la que sigue a la muerte. Entronca ideológicamente con las Danzas de la muerte, en el sentido de entender que al finalizar la vida, la muerte es un elemento igualador.

Coplas a la muerte de su padre (Jorge Manrique) Tantos duques excelente XXIII

Tantos duques excelentes, / tantos marqueses y condes / y varones / como vimos tan potentes, / di, Muerte, ¿do los escondes / y traspones? / Y las sus claras hazañas / que hicieron en las guerras / y en las paces, / cuando tú, cruda, te ensañas, / con tu fuerza las aterras / y deshaces.

 

 

Locus amoenus (en latín, “lugar placentero”) es un término literario que generalmente refiere a un lugar idealizado de seguridad o de confort. Un locus amoenus es usualmente un terreno bello, sombreado, de bosque abierto, a veces con connotaciones de Edén.

La literatura usa de este tipo de puestas imaginarias, en la literatura occidental al menos, en Homero, y se convierte en elemento de primera necesidad en obras pastorales de poetas como Teócrito y Virgilio. Horacio (en Ars poetica, 17), y los comentadores de Virgilio, como Servius, reconocen que las descripciones de los loci amoeni se han convertido en un retórico lugar común.

En Las metamorfosis de Ovidio, la función del locus amoenus se invierte. En vez de ofrecer un respiro al peligro, es de por sí usualmente la escena de violentos encuentros.

En Beowulf, la localidad de Heorot es un locus amoenus hasta que la ataca Grendel.

En el Decamerón de Boccaccio, el jardín en el que los diez narradores cuentan sus historias es un locus amoenus.

En las obras de William Shakespeare, el locus amoenus es el espacio que se encuentra fuera de los límites de la ciudad. Es allí donde las pasiones eróticas pueden ser libremente exploradas, fuera de la civilización y de esta manera, ocultos del orden social que tiende a suprimir y regular el comportamiento sexual. Es misterioso y oscuro, un lugar femenino, opuesto a la rígida estructura civil masculina. Se pueden encontrar ejemplos en Sueño de una noche de verano, Como gustéis y Tito Andrónico.

«En medio de las huestes       avié un colladiello,

de la otra planeza       más alto un poquiello,

era en la cabeça       llano e verdeziello

era un logarejo       por verdat apostiello.
Estávale en medio un laurel muy anciano,
las ramas muy espessas       e el tronco muy sano;

cubrié toda la tierra       un vergel muy loçano,

siempre estava verde       ivierno e verano.
Manával de siniestro       una fuent perenal,

nunca se mengüaba,       ca era natural ;
avié so el rosario       fecho grant regajal,

por y fazié su curso        com por una canal.
Ixié de la fontana       una blanda frïor;
de la sombra del árbol,       un temprado sabor;

dava el arbolario       sonbra e buen olor,
semejaba que era       huerto del Crïador .
Que por la buena sonbra       o que por la fontana,

allí vinién las aves       tener la meridiana;
allí fazién los cantos       dulçes cada mañana,
mas non y cabié ave       si non fues palaçiana.
El agua de la fuente       deçendié a los prados,

teniélos siempre verdes,       de flores colorados;

avié y grant abondo       de diversos venados,
de quantos en el siglo       podrién ser fallados’.

 

 

Beatus Ille es un término latino que hace referencia a la alabanza de la vida del campo frente la vida de la ciudad. Por los peligros de las ciudades durante la Edad Media, la vida sencilla del campo parecía mucha más atractiva en el Renacimiento. Y el nuevo optimismo que vino después de la tristeza y la muerte de la Edad Media era una inspiración por muchos autores del Renacimiento. Escribieron mucho de una vida muy idealizada y celebrada del campo con mucho énfasis en la naturaleza perfecta y tranquila. También autores del Renacimiento combinaron elementos de la mitología con los de la realidad del campo. Se utilizan mitos de los dioses grecolatinos en la poesía del tema Beatus Ille. Pero sobre todo, el Beatus Ille de las obras renacentistas describe la armonía del campo apartado del caos de la ciudad y de la Edad Media.

A la vida retirada (Fray Luis de León)

Qué descansada vida/ la del que huye del mundanal ruïdo,/ y sigue la escondida/ senda por donde han ido/ los pocos sabios que en el mundo han sido/

Que no le enturbia el pecho/ de los soberbios grandes del estado,/ ni del dorado techo/ se admira, fabricado/ del sabio moro, en jaspes sustentado./

No cura si la fama/ canta con voz su nombre pregonera,/ ni cura si encarama/ la lengua lisonjera/ lo que condena la verdad sincera./

¿Qué presta a mi contento/ si soy del vano dedo señalado,/ si en busca de este viento/ ando desalentado/ con ansias vivas, con mortal cuidado?/

¡Oh monte, oh fuente, oh río!/ ¡Oh secreto seguro deleitoso!/ Roto caso el navío,/ a vuestro almo reposo/ huyo de aqueste mar tempestüoso./

Un no rompido sueño,/ un día puro, alegre, libre quiero;/ no quiero ver el ceño/ vanamente severo/ de a quien la sangre ensalza o el dinero.Despiértenme las aves/ con su cantar süave no aprendo,/ no los cuidados graves/ de que es siempre seguido/ el que al ajeno arbitrio está atendido./

Vivir quiero conmigo,/ gozar quiero del bien que debo al cielo,/ a solas sin testigo,/ libre de amor, de celo,/ de odio, de esperanzas, de recelo./

Del monte en la ladera/ por mi mano plantado tengo un huerto,/ que con la primavera/ de bella flor cubierto/ ya muestra en esperanza el fruto cierto./

Y como codiciosa/ de ver y acrecentar su hermosura,/ desde la cumbre airosa/ una fontana pura/ hasta llegar corriendo se apresura./

Y luego sosegada/ el paso entre los árboles torciendo,/ el suelo de pasada/ de verdura vistiendo,/ y con diversas flores va esparciendo./

El aire el huerto orea,/ y ofrece mil olores al sentido,/ los árboles menea/ con un manso ruïdo/ que del oro y del cetro pone olvido./

Ténganse su tesoro/ los que de un flaco leño se confían:/ no es mío ver el lloro/ de los que desconfían/ cuando el cierzo y el ábrego porfían./

La combatida antena/ cruje, y en ciega noche el claro día/ se torna, al cielo suena/ confusa vocería,/ y la mar enriquecen a porfía./

A mí una pobrecilla/ mesa de amable paz bien abastada/ me baste, y la vajilla/ de fino oro labrada/ sea de quien la mar no tema airada./

Y mientras miserable-/ mente se están los otros abrasando,/ con sed insacïable/ del no durable mando,/ tendido yo a la sombra esté cantando./

A la sombra tendido/ de yedra y lauro eterno coronado,/ puesto el atento oído/ al son dulce acordado/ del plectro sabiamente meneado./

 

Entry filed under: Literatura. Tags: .

USO DE LOS DOS PUNTOS(:) PALABRAS DE ESCRITURA DUDOSA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


abril 2008
L M X J V S D
« Mar   May »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  

Comentarios recientes

Señor WordPre… on ¡Hola, mundo!

Blog Stats

  • 25,415 hits

A %d blogueros les gusta esto: